Causas y síntomas de tener hematíes bajos

Causas y síntomas de tener hematíes bajos

En este artículo abordaremos un tema muy importante relacionado con la salud: las causas y síntomas de tener hematíes bajos. Los hematíes son una parte importante del sistema circulatorio, ya que ayudan a llevar oxígeno a todas las células y tejidos del cuerpo. Tener un nivel bajo de hematíes puede resultar en una variedad de síntomas y problemas de salud. En este artículo discutiremos algunas de las causas más comunes de bajos niveles de hematíes, así como los síntomas que esto puede provocar. También discutiremos algunas formas de tratar los bajos niveles de hematíes, para que puedas mantenerte saludable.
Los hematíes son glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos, que se encuentran en la sangre y son responsables de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo. Cuando los niveles de hematíes son bajos, esto se conoce como anemia.

Las causas más comunes de tener hematíes bajos son la deficiencia de hierro, la deficiencia de vitamina B12, la deficiencia de ácido fólico, la enfermedad renal crónica, la pérdida de sangre crónica, la infección crónica, el consumo excesivo de alcohol, la cirugía mayor, el embarazo, el uso de ciertos medicamentos, el lupus eritematoso sistémico y algunas enfermedades hereditarias.

Los síntomas más comunes de tener hematíes bajos son fatiga, palidez, falta de aliento, dolor de cabeza, mareos y debilidad. Otros síntomas incluyen falta de apetito, dolor en los huesos, una mayor susceptibilidad a las infecciones, pérdida de cabello y problemas de concentración. Si los niveles de hematíes bajos no se tratan, pueden provocar complicaciones graves, como problemas cardíacos y daño cerebral.

¿Qué nivel de hematíes es peligroso?

El nivel de hematíes peligroso es aquel que se encuentra por debajo del límite normal. Esto debido a que una cantidad baja de hematíes en la sangre es un indicador de una anemia severa que puede provocar síntomas como fatiga, palidez, mareos, debilidad y falta de aliento. Además, un nivel bajo de hematíes también puede indicar la presencia de otras enfermedades, como la enfermedad renal crónica o la deficiencia de hierro. Por lo tanto, un nivel de hematíes peligroso no solo puede poner en riesgo la salud, sino también la vida. Por esta razón, es importante que los pacientes con un nivel bajo de hematíes sean evaluados por un médico para determinar la causa y recibir el tratamiento adecuado.

¿Cómo subir los hematíes bajos?

Si tu hematocrito es bajo, hay muchas formas de mejorarlo. Una de las formas más comunes es a través de la ingesta de alimentos ricos en hierro. Esto incluye las carnes rojas, el pescado, los huevos, las legumbres, los frutos secos y algunas verduras. También hay algunos suplementos de hierro disponibles para ayudar a aumentar sus niveles de hierro. Si los alimentos ricos en hierro no son suficientes para aumentar los niveles de hematocrito, su médico podría recomendar una transfusión de sangre. Esta es una medida drástica, pero puede ser necesaria para aumentar los niveles de hematocrito. Otros métodos para aumentar los hematíes incluyen tomar suplementos vitamínicos y minerales, hacer ejercicio regularmente, evitar el alcohol y el tabaco, mantener un peso saludable y reducir el estrés. Su médico también puede recomendar cambios en su dieta o medicamentos para ayudar a mejorar sus niveles de hematocrito.

En conclusión, la anemia es una condición que puede tener varias causas y síntomas. Los hematíes bajos son uno de los síntomas comunes de la anemia. Si los hematíes bajos se presentan junto con otros síntomas, es importante que se consulte con un profesional de la salud para determinar la causa. Una vez que se diagnostique la causa, el médico puede recomendar un tratamiento adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *