¿Qué es el Modelo 390 y quién tiene que presentarlo?

¿Qué es el Modelo 390 y quién tiene que presentarlo?

El Modelo 390 es un documento informativo en el que se recogen los datos relativos a los impuestos sobre bienes inmuebles e impuesto sobre el valor añadido (IVA) que las empresas y autónomos tienen que presentar a la Agencia Tributaria. En este artículo, veremos qué es el Modelo 390 y quiénes están obligados a presentarlo.
El Modelo 390 es un formulario fiscal español que se utiliza para informar a la Agencia Tributaria sobre las operaciones económicas realizadas por un contribuyente durante el año natural. El formulario es obligatorio para todos los contribuyentes que tengan una facturación anual superior a 6.010 euros. Esto significa que deben presentar el Modelo 390 si han realizado compras y ventas de bienes y servicios, si han recibido algún ingreso por trabajos por cuenta propia, si han percibido algún rendimiento financiero, entre otros. El Modelo 390 se tiene que presentar a la Agencia Tributaria antes del 30 de junio de cada año.

¿Qué pasa si no se presenta el modelo 390?

Si el contribuyente no presenta el modelo 390, se le podría aplicar una sanción por incumplimiento. Esta sanción consistiría en una cantidad monetaria, que dependería del tramo de ingresos del contribuyente. Además, el contribuyente debería solucionar el problema de no presentación lo antes posible para evitar cualquier otra sanción.

Por otro lado, el contribuyente también estaría expuesto a una inspección fiscal, que podría llevar a una revisión de sus declaraciones y a una posible corrección de los mismos. Esta revisión también podría resultar en una multa si se descubren errores en sus declaraciones.

En conclusión, si el contribuyente no presenta el modelo 390, debería solucionar el problema lo antes posible para evitar sanciones y revisiones fiscales.

¿Qué grava el modelo 390?

El modelo 390 es un impuesto que grava las actividades económicas de las empresas. Está regulado por el Real Decreto 828/1995, de 6 de abril, sobre el impuesto de actividades económicas.

Este impuesto se aplica a la totalidad de los ingresos generados por una actividad económica, después de deducir los costes directamente relacionados con la actividad. Esto incluye los gastos de producción, alquiler de locales, suministros, etc. Está sujeto a un tipo impositivo del 0,4%.

Además, el modelo 390 también grava los ingresos por la venta de bienes, la prestación de servicios, la explotación de derechos de propiedad intelectual y los rendimientos financieros. Estos ingresos están sujetos a un tipo impositivo del 21%, excepto para los rendimientos financieros, que están sujetos a un tipo impositivo del 19%.

En resumen, el modelo 390 grava los ingresos de todas las actividades económicas, así como los ingresos por la venta de bienes, la prestación de servicios, la explotación de derechos de propiedad intelectual y los rendimientos financieros.

¿Quién paga IVA anual?

El IVA anual es un impuesto que se aplica sobre el precio de los bienes y servicios producidos y/o vendidos en un país. El responsable de pagar este impuesto anualmente es el contribuyente o empresario que realiza la actividad de producción o venta, ya sea de bienes o servicios. Esto significa que el contribuyente o empresario es el responsable de calcular y pagar el impuesto anualmente, ya sea directamente al estado o a alguna entidad autorizada por el estado. La cantidad a pagar depende del tipo de actividad realizada, la cantidad de bienes o servicios vendidos y el porcentaje de tasa de impuesto establecido por el estado. El no pago de este impuesto puede resultar en sanciones y multas para el contribuyente.

En conclusión, el Modelo 390 es una declaración de impuestos de la Seguridad Social que se debe presentar para determinar el impuesto a pagar por los trabajadores por cuenta propia. Esta declaración se presenta anualmente y debe presentarse antes del último día del mes de abril. Los trabajadores por cuenta propia y las empresas de autónomos tienen la responsabilidad de presentar el Modelo 390 para cumplir con sus obligaciones fiscales. Por lo tanto, es importante que los trabajadores por cuenta propia conozcan el Modelo 390 y sepan cómo presentarlo correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *