Qué es la disfonía espasmódica, el trastorno crónico de las cuerdas vocales

Qué es la disfonía espasmódica, el trastorno crónico de las cuerdas vocales

La disfonía espasmódica es un trastorno crónico de las cuerdas vocales que puede afectar la calidad de la voz, la habilidad para hablar y el tono de la voz. Esta enfermedad se caracteriza por espasmos musculares alrededor de las cuerdas vocales y por una voz ronca, rasposa o entrecortada. Esta condición a menudo resulta en una reducción en la capacidad de hablar o comunicarse. En este artículo, exploraremos los síntomas, causas y tratamientos disponibles para la disfonía espasmódica.
La disfonía espasmódica es un trastorno crónico de las cuerdas vocales que provoca la contracción involuntaria de los músculos de las cuerdas vocales. Esto genera sonidos anormales, entrecortados, y dificultades para hablar. La disfonía espasmódica es una forma de disfonía funcional, un trastorno del habla que afecta la voz debido a problemas psicológicos o psicosomáticos.

Los síntomas de la disfonía espasmódica incluyen una voz entrecortada, entrecortada y entrecortada, una voz con tono áspero o una voz que se «ahoga» o se ahoga. Estos síntomas pueden ser leves o graves y pueden variar de día a día.

Los tratamientos para la disfonía espasmódica pueden incluir terapia vocal, tratamientos farmacológicos, ejercicios laringeos y terapia cognitivo-conductual. La terapia vocal es el tratamiento más común para la disfonía espasmódica. El objetivo de la terapia vocal es mejorar la movilidad de las cuerdas vocales y mejorar la calidad de la voz. Los tratamientos farmacológicos pueden ayudar a aliviar la ansiedad, el estrés y otros síntomas relacionados y también pueden ayudar a aliviar la contracción muscular involuntaria de las cuerdas vocales. Los ejercicios laringeos ayudan a fortalecer los músculos laringeos y mejorar la movilidad de las cuerdas vocales. La terapia cognitivo-conductual se utiliza para ayudar a los pacientes a aprender a manejar sus emociones y estrés, que pueden desencadenar o empeorar los síntomas.

¿Qué provoca la disfonía espasmódica?

La disfonía espasmódica es un trastorno de la voz que provoca problemas en la producción de sonidos hablados. Está relacionada con trastornos del sistema nervioso que causan espasmos en los músculos usados para hablar. Estos espasmos afectan la calidad de la voz, convirtiendo el habla en un sonido áspero, entrecortado y ronco.

Los síntomas de la disfonía espasmódica incluyen una voz entrecortada, un tono monótono, ronco y áspero, problemas para mantener el volumen de la voz, entonación inapropiada, problemas para alcanzar altos tonos y dificultad para iniciar la articulación de palabras. Estos síntomas pueden variar dependiendo del grado de severidad de la condición.

Los factores que pueden contribuir a la disfonía espasmódica incluyen el estrés y la ansiedad, la fatiga, el uso excesivo de la voz, el reflujo ácido, el abuso de alcohol o drogas, el tabaquismo, la exposición a los contaminantes ambientales, la hipertiroidismo y la enfermedad de Parkinson. El tratamiento de la disfonía espasmódica puede incluir terapia vocal, uso de medicamentos para controlar los espasmos musculares, ejercicios de respiración profunda, terapia de relajación y cambios en el estilo de vida.

¿Qué es la disfonía y cómo se cura?

La disfonía es un trastorno de la voz que afecta la calidad o la fuerza de la voz de una persona. Puede ser causada por una variedad de factores, como estrés, enfermedades respiratorias, fatiga vocal o alergias. Los síntomas más comunes incluyen voz ronca, voz cansada, voz ahogada y voz monótona.

No hay una cura única para la disfonía. El tratamiento depende de la causa subyacente y puede variar desde medicamentos hasta terapia de voz. El tratamiento también puede incluir la reducción del uso de la voz, la hidratación adecuada, la medicación para aliviar la inflamación, el reposo vocal y la terapia de voz. En algunos casos, la cirugía puede ser necesaria para corregir los problemas de voz.

¿Qué son espasmos en las cuerdas vocales?

Los espasmos en las cuerdas vocales son un trastorno del habla que se caracteriza por una contracción involuntaria de los músculos que controlan el movimiento de las cuerdas vocales. Esta afección puede limitar el movimiento de las cuerdas vocales, provocando una disminución en la calidad de la voz. Se producen espasmos en las cuerdas vocales como una respuesta a un estrés emocional o a una lesión en la garganta. También pueden ser causados por una lesión en la cabeza o el cuello, una enfermedad autoinmune, una infección, una reacción alérgica, una enfermedad inflamatoria, una lesión cerebral, una anormalidad congénita o una lesión en las cuerdas vocales. Los síntomas más comunes son una disminución en la calidad de la voz, una voz ronca, el habla entrecortada y el dolor en la garganta. El tratamiento incluye medicamentos para reducir la inflamación, terapia vocal, ejercicios para fortalecer los músculos y una alimentación saludable. Además, se pueden recomendar terapias de relajación para ayudar a reducir el estrés.

En conclusión, la disfonía espasmódica es una afección crónica que afecta a las cuerdas vocales, resultando en problemas para hablar y respirar. Esta afección puede ser difícil de tratar, pero hay algunos tratamientos disponibles que pueden ayudar a aliviar los síntomas. Es importante que aquellos con síntomas de disfonía espasmódica busquen atención médica para obtener el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *